La Fuerzas armadas venezolanas y el antiimperialismo

Categoría: America Latina Tags: venezuela, fuerzas armadas, socialismo, democracia

Cuando se abordan los temas concernientes a los países libres o independientes, se descubre que el imperialismo y sus aparatos se han encargado previamente de divulgar una imagen atroz sobre estos países y sus líderes, conduciendo a amplias masas de todos los pueblos al odio más absoluto para que acaben abrazando las posiciones del imperialismo y de ese modo ir creando la atmosfera necesaria para legitimar su posterior saqueo y expolio.

Aunque existen diferentes tipos de ejércitos, los podemos simplificar y catalogar en dos grandes grupos: 1) ejército ordinario regular burgués, extraído de las amplias clases y capas populares dispuestas a servir a su patria y su burguesía, 2) el ejército popular o del pueblo y el ejercito de los revolucionarios con la misma composición social pero dispuesta a luchar para sí y no a favor de ninguna clase social ajena a sus intereses.

Fuerzas armadas venezolanas

Después de la victoria cosechada por el comandante Hugo Chávez en 1998, la escalada de amenazas por parte de las fuerzas imperialistas fue en ascenso, el Comándate Hugo Chávez se fue convirtiendo en una astilla clavada en la mano de los imperialistas por lo cual en 2002 USA y la UE (con la colaboración del gobierno español) promovieron y organizaron un golpe de estado 

El ejército de la Venezuela Bolivariana es un ejército ligado a las amplias masas y educado bajo la consigna del antiimperialismo. Después del golpe de estado fallido de 2002 donde participaron varios altos mandos del ejército, el gobierno de Venezuela renovó la estructura del ejército y realizó sustanciales cambios,  como la conformación de una guerrilla, la Milicia Nacional Bolivariana compuesta por trabajadores, que se organiza en los centros productivos y cuya actual composición es de 800.000 voluntarios. 

El imperialismo sabe que el enemigo que no se abate pronto, y que es capaz de plantear una gran resistencia acaba costándole numerosos problemas estructurales de diferente índole, (económico, político, militar y social). Es por ello, que Venezuela se encuentran sitiada, al igual que los diferentes pueblos que pretenden seguir la senda de ésta en América Latina, por numerosas bases militares de los EEUU preparadas para intervenir (Colombia, Honduras, Haití, Perú, Puerto Rico, etc). 

Probablemente los ejércitos del imperialismo acabarían encontrado una guerra sin cuartel con una gran resistencia, como se demostró en Vietnam o en Cuba y como se prevé si el ataque se produjese a la RPDC. 

No es comparable la lucha de los pueblos afgano, iraquí o libio, aunque si en su  heroicidad, en la contienda contra el imperialismo, donde  la OTAN, rama militar del imperialismo junto con el apoyo de sus aliados, con tal de establecer sus intereses en la zona sembraron el más absoluto terror, condenando a la miseria a estos pueblos. 

Aunque estos no representaban ninguna amenaza política y de estabilidad del mundo ni provenían del bloque socialista ni contaban con armas nucleares, si poseían grandes cantidades de recursos naturales o jugaban una posición geoestratégica para los intereses imperialistas en la zona. Estos pueblos se habían negado a obedecer el  dictado del imperialismo y fueron saqueados y destruidos. Mandaron un claro mensaje al resto de pueblos que osara no someterse a su dictamen. Es por ello que el pueblo Bolivariano de Venezuela debe aprender la lección de las batallas de Trípoli, Bengasi, de las montañas escarpadas afganas y seguir avanzado en su proyecto emancipador. Teniendo en la mente el Vietnam Socialista o la Cuba de  playa Girón. 

Son alentadoras las palabras del presidente Maduro al anunciar que después del día 14 de abril abordaría la cuestión de “la propiedad capitalista de los medios de producción.” Es aquí Presidente Maduro donde reside la cuestión principal, donde reside una de las contradicciones principales. Este papel, el de apoyar al presidente Maduro es el que deben jugar los comunistas del mundo y del PCV, apoyar la revolución bolivariana hasta sus últimos términos, conquistar la  planificación de la economía y la socialización de los medios de producción. 

¡Ejercito Bolivariano de Venezuela, Ejercito del pueblo

¡Abajo el imperialismo, Vivan los Pueblos Libres!!

Fuente: La Mancha Obrera

Dejar un comentario